Un enfoque analítico al interior de Medialab-Prado contempla: la experiencia y trayectoria del proyecto, el carácter transversal de las disciplinas que abarca su plan de acción , los recursos humanos con los que cuenta, su plan de actuación y cómo aborda los aspectos comunicacionales. La experiencia de Medialab-Prado, tal y como opera actualmente, tiene tan solo tres años de antigüedad. Esto no oficia como una debilidad ante sus competidores en el sector, debido a que, al menos en España, la mayoría de las empresas estudiadas poseen similar trayectoria. Un carácter diferencial de Medialab-Prado, que le aporta fortalezas al programa, es que su trayectoria de trabajo comenzó en el año 2002 bajo la denominación Medialab-Madridteniendo como sede el Centro Cultural Conde Duque. Tiempo después el proyecto fue trasladado a la actual sede en la Plaza de las Letras y, como ya se ha mencionado con anterioridad, está previsto que en 2011 se reubique un remodelado edificio que se construye donde antes funcionaba la ex serrería Belga.
contexto_entorno_medialab3.jpg
Interior de Medialab-Prado. Foto: Cultulab


De acuerdo a la información obtenida por Cultulab la dirección de Medialab-Prado -y su equipo- se han mantenido estables en su mayoría desde 2007. En el mismo sentido se identifica una fortaleza que posee el programa, y es que además del equipo estable que ocupa los cargos de dirección y ejecución, Medialab-Prado trabaja con el permanente aporte de colaboradores provenientes de distintas áreas. Esto, además de reforzar los recursos humanos con los que cuenta, aporta una fuente de conocimientos fundamentales para el desarrollo del programa. La figura del Mediador Cultural, primer contacto del público con el programa, es nuevamente aquí una fortaleza. También la posibilidad de contar con becarios para desarrollar las actuaciones previstas. El horario de atención al público contempla un amplio espectro. Salvo los días lunes, el espacio está abierto de martes a sábado de 10.00 a 20.00 horas y los domingos desde las 11.00 a las 15.00 horas.
En lo referente a la comunicación es donde se detectan las principales debilidades del programa Medialab-Prado hasta el momento. Tal como se desprende del análisis de la comunicación institucional realizado, hasta mediados de 2010 se contaba con un documento trimestral en formato tríptico de cartulina donde se indicaba el programa mensual. Debido a los recortes presupuestarios en el Ayuntamiento de Madrid y el Área de las Artes, se cambió el formato por un económico folio impreso a doble hoja donde se da cuenta de la programación.Estos recortes no conspiraron contra la difusión de las actividades previstas, debido a que cuentan con el soporte digital para informar a los usuarios de todas sus actividades. Pero aquí se constata otra debilidad debido a que el uso que hacen de estas plataformas informativas -con excepción de las comunicaciones mediante su página web- es poco efectiva. Las redes sociales como Facebook son un ejemplo. A enero de 2011 se anuncian en la web del programa Medialab-Prado varias convocatorias a concurso y talleres a realizarse en el primer trimestre del año. Dichas actividades no han sido potenciadas y difundidas a través de todas las cuentas en redes sociales que posee Medialab-Prado. Para ser más gráficos en este sentido vale mencionar que poseen en una misma red social dos denominaciones diferentes que usan sin un criterio común de difusión. El caso de Facebook fue paradigmático, ya que en esta web llegaron a poseer durante varios meses dos canales de difusión: Mlp Comunicación (ya eliminado) y Medialab-Prado. Estos fenómenos sin embargo se han ido revirtiendo en el transcurso del año. Actualmente la gestión de las redes sociales de Medialab-Prado posee un orden más coherente, donde hay constancia en la publicación y uniformidad en los criterios respecto a los contenidos que se difunden. Sin embargo, el potencial que podría obtenerse de estas acciones dista mucho de estar totalmente explotado.

Volver