1.1. Introducción


WIKI_DiscursoLenguaje.gifCuando hablamos de discurso, nos referimos a todas aquellas definiciones que Medialab-Prado emite para dar cuenta de sí mismo. Podríamos decir que el discurso da cuenta de la imagen que Medialab-Prado tiene de sí mismo a partir de sus propias palabras. Es interesante traer aquí la diferencia señalada por el filósofo Ludwig Wittgenstein entre decir y mostrar. Cuando hablamos del discurso corporativo, nos referimos a lo que Medialab-Prado dice de sí misma. En el capítulo dedicado al diagnóstico procederemos a analizar su discurso, para ver si eso que dice, se corresponde con la realidad de lo que hace, esto es, con lo que muestra con sus acciones.

En esta página nos centraremos pues en el decir, dejando el mostrar para el apartado del diagnóstico.



FlechaIzquierda.gif FlechaArriba.gif


1.2. Discurso


Tanto en entrevistas con responsables, como a partir de la documentación emitida por el centro, se observa que Medialab-Prado se percibe en base a una serie de conceptos que determinan su campo semántico, tales como: Punto de encuentro, Colaborativo, Laboratorio, Experimentar, Tecnología. Estos nombres e ideas son citados continuamente y estructuran su discurso. Sin embargo, si queremos sintetizar todo el conjunto de ideas que conforman el aparato discursivo de la entidad, podemos decir que Medialab-Prado se define por tres conceptos clave: PARTICIPACIÓN, CONOCIMIENTO LIBRE, TRANSPARENCIA. Pasamos a continuación a analizarlos:

1. Por participación, entienden el interés porque todos los posibles usuarios del programa tomen parte activa en el desarrollo de actividades, siendo el motor de Medialab-Prado. No hay un interés por la producción de contenidos para que el público los disfrute en calidad de espectador (de hecho, público es una palabra que no aparece en su léxico), sino que hay una clara apuesta por contribuir a una ciudadanía más activa y productiva, donde los centros culturales sirvan, principalmente, como plataformas de apoyo a la creación, y no como centros creadores mismos.

Podemos encontrar esta filosofía en numerosas citas, sirvan de ejemplo las dos siguientes:

"El principal objetivo es crear una estructura en la que tanto la investigación como la producción sean procesos permeables a la participación de los usuarios"Medialab-Prado
"[...] En un modelo así debería ser posible que cualquier usuario, sea éste un experto, un aficionado o un visitante que entra por primera vez en contacto con el ámbito en cuestión pudiera intervenir en la marcha de las actividades, decidiendo en qué grado quiere tomar parte en ellas."Dossier de prensa Medialab-Prado, p.5
2. Conocimiento libre y gratuito: en coherencia con la idea anterior, uno de los principales compromisos de Medialab-Prado es que todo el contenido por ellos producido sea con licencias libres de derechos de propiedad y de acceso gratuito. Frente a conceptos clásicos como los derechos de autor o la propiedad intelectual, el programa apuesta por un modelo de conocimiento abierto donde todo lo producido en el centro (cuyos fondos son públicos) pueda ser distribuido y descargado por cualquier persona en cualquier parte del mundo. "Solo si los contenidos son abiertos y de todos, es posible que el conocimiento y la producción aumenten, y por tanto que todos seamos más ricos" (Javier de la Cueva, abogado especialista en propiedad intelectual y asiduo colaborador de Medialab- Prado)
El propio dossier antes citado es muy claro en este punto: Medialab-Prado "publica todos sus contenidos online (textos, imágenes y vídeos) -salvo que se indique otra cosa por parte de los autores- bajo una licencia Creative Commons By-SA", y más adelante: "Medialab-Prado fomenta el uso de herramientas de hardware y software libre y de código abierto, insertas en la filosofía del libre acceso al conocimiento y del trabajo colaborativo". (p.5)

3. Transparencia: El programa Medialab-Prado dice tener como objetivo trabajar por la transparencia tanto interna -publicando todo cuanto hacen y dando la mayor cantidad de información sobre sí mismos- como externa -apoyando todos aquellos proyectos que hagan esfuerzos por recabar y visibilizar información y procesos que la mayor parte del tiempo están ocultos o son de difícil acceso. Véase por ejemplo el proyecto Kulturometer. A la cumplimentación de este objetivo está la disposición del espacio (un espacio público abierto, con la información sobe las líneas de trabajo y sobre los proyectos publicados en las paredes), la figura del mediador cultural "que trabaja a pie de calle como receptor y dinamizador del espacio de trabajo" (Id.) y la publicación de todos sus proyectos y procesos a través de "herramientas abiertas y compartidas para canalizar la comunicación y el desarrollo de las actividades entre los propios participantes" (Id).
Asimismo, el equipo de Medialab-Prado mantiene una actitud receptiva con todas las personas que investigan su entidad (como es el caso de CultuLab) aportando información sobre la actividad del centro. Por último, añadir que su dossier de prensa dedica 10 páginas al apartado "Medialab-Prado en cifras" donde ofrece cuantiosa información sobre distintos aspectos del programa: visita al sitio web, fuentes de tráfico, páginas de destino". (p.26-36).


FlechaIzquierda.gif FlechaArriba.gif

1.3. Lenguaje


Hasta ahora hemos analizado lo que Medialab-Prado dice de sí misma; a continuación nos detendremos en el análisis de cómo lo dice, esto es del tipo de lenguaje que emplea. El programa Medialab-Prado emplea un lenguaje directo y desenfadado, sin formalidades ni fórmulas de cortesía. Es un lenguaje directo, sin concesiones estilísticas o literarias, cuyo objetivo primordial es hacer llegar su mensaje a sus usuarios. El lenguaje pretende pues la eficiencia y la funcionalidad por encima de todo.

La propia estructura de la web, basada en torno a preguntas como : "Qué es", "Dónde y cuándo", "Cómo participar", da cuenta de su estilo directo y pragmático.
Otro de los rasgos fundamentales del lenguaje del programa es su interés por establecer vínculos con los usuarios a través de un lenguaje común y el uso de referencias conocidas en su comunidad. Hay innumerables ejemplos de esto, sirva como muestra el siguiente caso: "Síguenos: Suscríbete a nuestro boletín digital semanal rellenando y enviando el formulario que encontrarás más abajo." (ver link)

Vinculado a esta necesidad de crear redes con sus usuarios y colaboradores, encontramos la tercera característica fundamental: un lenguaje en ocasiones demasiado técnico, con cierta tendencia a la jerga, que resulta excluyente para las personas no iniciadas en el campo de la tecnología o la cultura digital. Si bien hay un intento clarificador por parte del personal de Medialab-Prado (tanto las explicaciones de los mediadores, como la de los productores del centro), se abusa de conceptos cuya significación no es clara para las personas no cercanas a dicho ámbito. Analizaremos esta cuestión en el aparado de diagnóstico.


FlechaIzquierda.gif FlechaArriba.gif